Utilizamos "cookies" de terceros para estadisticas de tráfico y publicidad. Más información y cambio de configuración
logo_saborMed320

Así cambia tu microbiota tras las fiestas navideñas

Después de las fiestas navideñas, unas fechas en las que se tiende a comer más de lo que acostumbramos, nuestro cuerpo siente la necesidad limpiar los excesos cometidos. Y para ello es necesario devolverle el equilibrio a nuestra microbiota, que es la que más sufre las consecuencias de tanta comida navideña.

Isabel Mendoza - SaborMediterraneo.com

Nuestra microbiota es responsable de sintetizar nutrientes, equilibrar la respuesta de nuestro sistema inmune y de mantener fisiológicamente saludable nuestro epitelio intestinal, pero para poder realizar todas estas funciones debe tener una proporción de bacterias que estén en equilibrio entre ellas, es decir, en eubiosis.

De lo contrario se produce lo que se conoce como disbiosis, causante de múltiples patologías tales como hinchazón y distensión abdominal, flatulencias,alteraciones del tránsito intestinal (diarrea o estreñimiento), dolor abdominal, apariciónde alergias e intolerancias alimenticias, dolores de cabeza, cansancio, etc.

Por suerte, esta situación puede revertirse, es decir, podemos devolverle el equilibrio a nuestra microbiota. Para ello, desde Nutribiótica, compañía especializada en microbiota, nos invitan a seguir estas recomendaciones.

1. Alimentación prebiótica y antiinflamatoria.

Lo que comemos incide directamente en la composición de nuestra microbiota. Así, lo ideal es optar por una dieta que prime los alimentos como frutas, verduras y hortalizas de temporada y proximidad, legumbres, pescados y algunos alimentos fermentados.

Por su parte, una vez acabadas las Navidades, ya no tenemos excusa para ingerir alimentos ultraprocesados, hipercalóricos, con azúcares y harinas refinadas, responsables de degradar nuestra diversidad bacteriana e impactar de manera directa en la salud de nuestras bacterias.

2. Retomar la actividad deportiva.

Si durante esta época festiva se ha descuidado la rutina de actividad física, desde Nutribiótica aconsejan que se retome lo antes posible. Andar entre 10.000 y 15.000 pasos al día y hacer ejercicios de fuerza varias veces por semana podría ser un buen comienzo y una excelente ayuda para recuperar la eubiosis.

3. Descanso adecuado.

Durante el periodo navideño es muy frecuente alterar los ritmos circadianos, acostándonos y levantándonos a horarios diferentes a los que seguimos durante el resto del año.Ahora bien, se debería dormir al menos 7 horas, evitar el exceso de uso de pantallas sobre todo por la noche, e intentar fijar unos horarios tanto para irse a la cama como para despertarse.

4. Controlar el estrés.

Aunque la Navidad se identifica como una época feliz, no son pocas las situaciones estresantes que se viven durante la misma. El eje intestino-cerebro tiene un papel fundamental en nuestro bienestar y, por eso, aprender a gestionar el estrés y las malas situaciones es fundamental para mantener nuestra microbiota.

Apoyarse en la microbioterapia

La microbioterepia consistente en el uso de probióticos humanos específicos de IV Generación para repoblar la microbiota y devolverla a un estado saludable de eubiosis. Los probióticos son microorganismos vivos que, administrados en la cantidad adecuada, ejercen un efecto beneficioso para la salud de quien los recibe.

Para que un probiótico sea eficaz, debe cumplir algunas características básicas, que validan su eficacia y su seguridad de uso: ser de origen humano, ser de IV Generación y tener una combinación de cepas específicas que variarán en base a la patología que se desee tratar, por lo que siempre deben ser pautados por un profesional de la salud.

Para búsquedas dentro del sitio

Le recomendamos

alcachofa

La alcachofa, valores nutricionales y mucho más que "dieta depurativa"¿En qué consiste "una alimentación equilibrada"?La importancia de la vitamina C en la salud¿Cómo afecta la diabetes a la salud cardiovascular de la mujer?Mini dieta post Navidad para perder los dos kilos de celebracionesAsí cambia tu microbiota tras las fiestas navideñas

+visto

piña

Por qué conviene tomar piña cuando se hacen comidas copiosasTé Verde, cardiosaludable y antioxidanteVino tinto, taninos y buena salud Cómo aprender a picar sano cuando la tentación vive en la neveraMotivos por los que se recomienda consumir carnes rojas con moderación Las grasas saludables de los frutos secos. Propiedades de las avellanas, almendras y nuecesPiñones, espíritu mediterráneo, su gastronomía y algunas recetas Cocinando cardo, una verdura muy apreciada en Aragón, Navarra y SoriaSin tiempo para la cocina: eche mano de una buena conserva y añada su toque personalCóctel de piña al cava