Utilizamos "cookies" de terceros para análisis de tráfico, publicidad y redes sociales Más información y cambio de configuración
logo_saborMed320
Para Montignac, los kilos de más se fabrican al consumir mayoritariamente glúcidos con índices glucémicos elevados asociados al aumento de grasas.

Alimentos con índices glucémicos bajos para "Comer, adelgazar y no volver a engorgar".

En libro, "Comer, adelgazar y no volver a engordar", Montignac sigue desarrollando su teoría de que los problemas de peso provienen por dar entrada en nuestra alimentación a gran cantidad de productos con alto índice glucémico. Según Montignac, los kilos de más y las deficiencias alimentarias corresponden a energía anormalmente almacenada debido a algunos mecanismos metabólicos puestos en marcha por una selección de alimentos erróneos.

María Val, Sabormediterraneo.com

¿Qué se comía hace tan sólo 50 años? Legumbres, -lentejas, garbanzos, judías, guisantes ...-, cereales integrales, veduras y frutas. Hidratos de carbono complejos o glúcidos, que son y siguen siendo nuestra principal fuente de energía, junto con un porcentaje menor de lípidos (grasas) y proteínas.

Todos estos glúcidos que acabamos de mencionar tienen según Montignac una característica común: su bajo índice glucémico. Aquí está la clave. El páncreas de nuestros antepasados tenía poco trabajo con su función insulínica. Durante milenios la alimentación ha tenido una naturaleza glucemiante idéntica, pero desde mediados del s XX se ha producido un empeoramiento significativo de los hábitos alimenticios en los países occidentales. El páncreas ahora tiene mucho más trabajo que antes.

GLUCIDOS (Hidratos) CON INDICES GLUCEMICOS BAJOS

GLUCIDOS (Hidratos) CON INDICES GLUCEMICOS ELEVADOS

Fuente: Montignac/ Libro "Comer, adelgazar y no volver a engordar"

Después de una comida, el nível de glucemia (tasa de glucosa -azúcar- que tenemos en la sangre) aumenta. Para restablecer el nivel óptimo interviene el páncreas segregando la insulina, cuyo papel es rebajar la glucemia. La dosis de insulina que segrega el páncreas es siempre proporcional al nivel de glucemia.

El hecho de que en las últimas décadas se haya disparado el consumo de alimentos ricos en azúcares y harinas refinadas ha conseguido sobrecargar el páncreas, hasta el punto de segregar insulina de forma cuantitativamente desproporcionada. Más de lo que se necesita. Un trabajo al que el pancreas no está acostumbrado.

Obesidad e hiperinsulinismo

A esto se le llama hiperinsulinismo. Para Montignac, el hiperinsulinismo es una de las causas de la obesidad y no su consecuencia, porque pone en marcha mecánismos metabólicos (lipogénesis) que harán que el organismo almacene de forma anormal parte de las grasas consumidas durante la última comida. Los kilos de más se fabrican al consumir mayoritariamente glúcidos con índices glucémicos elevados asociados al aumento de grasas.

Esto podría explicar porque algunas personas a pesar de sus malos hábitos alimenticios han conseguido estar delgados hasta los 35-40 años. Según Montignac, su páncreas ha resistido durante décadas, pero al haber sido tan solicitado día tras día, haciendo frente a constantes hiperglucemias, ha acabado por perecer. Algo así, como un motor, que debido a lo mal que se le trata, funciona cada vez peor.

Comer de vez en cuando unas patatas fritas, un helado, una tarta de una famosa pastelería no ha hecho nunca daño a nadie. Pero si lo hacemos a menudo y todavía más si lo hacemos cada día o peor aún, varias veces al día, no hay que extrañarse de sus efectos secundarios. Como decía el célebre Hipócrates, "la dosis y la frecuencia, hacen al veneno".

Le recomendamos

copa-vino1. Vino tinto, taninos y buena salud 2. Valor nutricional del pan integral frenta al pan blanco. Conozca sus diferencias 3. La canela controla el azúcar y reduce el estres oxidativo con sus antioxidantes 4. Chocolate negro con frutos secos: un cardioprotector, doble de bueno, doble de sano 5. Caminar 30 minutos al día, una rutina económica y muy terapeútica 6. Junk Food, la comida basura del mundo civilizado que nos convierte en obesos

Más salud

1. La dieta mediterránea, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco 2. Baje la factura del dentista, con dieta y seda dental a diario 3. El color es la manera más rápida y fácil de reconocer si un vegetal es rico en antioxidantes. 4. ¿Le falla la memoria? Puede que esté bajo de ácido fólico 5. Atún, pez espada y emperador bajo el detector de metales 6. ¿Qué cantidad de proteínas hay que consumir en la dieta y cómo hay que combinarlas? 7. Cerveza, espuma de nutrientes con poco sodio y mucho potasio 8. Astenia estacional, un síndrome que dura 15 días 9. ¿Conviene terminar la comida con una pieza de fruta? 10. Consumir sal yodada evitaría problemas de tiroides y la venden en todos los supermercados 11. Por qué hay personas capaces de mantener el peso. Estas son algunas de sus pautas

Favoritos

1. Plantas aromáticas, el arte de condimentar 2. Cómo preparar y servir una tabla de quesos 3. Secretos del wok, la milenaria sartén china 4. Receta de panellets de piñones, almendras y coco 5. Receta de conejo con berenjenas y picada de almendras y avellanas 6. Receta de escalivada 7. Acuicultura: pescado bajo demanda para un mundo más sostenible 8. Piñones, espíritu mediterráneo, su gastronomía y algunas recetas 9. Receta de pollo al chilindron10. Receta de secreto ibérico a la plancha con salsa caramelizada al jerez y al oporto 11. Las setas en la cocina. A cada seta, su receta