Utilizamos "cookies" de terceros para análisis de tráfico, publicidad y redes sociales Más información y cambio de configuración
logo_saborMed320
A cuanto más hecha la carne, menos peligro

Motivos por los que se recomienda consumir carnes rojas con moderación

La recomendación de consumir con moderación carnes rojas no es nueva. La Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC por su sigla en inglés), y la  agencia sobre cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS), alertan sobre la relación entre un alto consumo de carne roja y la posibilidad de padecer cáncer colorrectal.

María Val, SaborMediterraneo.com |

Estas dos agencias que velan por la salud pública se basan en estudios realizados en los últimos 20 años.

La recomendación procede de un Grupo de Trabajo de 22 expertos de 10 países, convocados por el Programa de Monografías de la IARC que clasificó el consumo de carne roja como probablemente carcinógeno para los humanos.

Es decir, hay evidencia limitada de que el consumo de carne roja causa cáncer en los humanos, pero no se puede establecer una causa efecto clara y directa.

Sin embargo, estos expertos afirman de que sí que existe evidencia suficiente para afirmar que un consumo diario superior a 50 gramos de carne procesada aumenta la posibilidad de padecer cáncer colorrectal en un 18%.

Habida cuenta que el estudio no hace distinciones entre los disintintos tipos de carnes procesadas basándose en las calidades de la materia prima utilizada y su proceso de elaboración, son muchas las preguntas que deberán esperar al estudio completo que será publicado por la IARC en unos meses.

Sin embargo, estos hallazgos sirven de base para indicar pautas dietéticas acerca de moderar el consumo de carne roja, considerando los riesgos y beneficios para la salud de la población.

¿Hay que dejar de consumir carne roja?

¿Hay que dejar de consumir carne roja? No, pero sí limitar su consumo a algunas veces al mes, tal como indicamos en nuestra pirámide de Dieta Mediterránea.

La carne roja  tiene un gran valor nutricional y debe estar presente en toda dieta saludable al ser una fuente importante de proteínas, vitaminas del grupo B  y minerales, especialmente el hierro.

La estadística demuestra que los grandes consumidores de carne roja padecen más este tipo de cáncer

La relación de la carne roja y el cáncer se lleva investigando desde hace años. Harald zur Hausen, Premio Nobel de Medicina de 2008 por su descubrimiento de la vacuna del virus del papiloma humano, está intentando demostrar que el cáncer colorrectal tiene una asociación estadística bastante clara con el hecho de consumir carne de ganado vacuno.

Considera que el  20 % de los cánceres humanos tienen un origen infeccioso y que este tipo de cáncer se desencadena por algún agente infeccioso.

Nueva línea de investigación : virus bovinos y cáncer de colon

Desde hace tiempo se sabe que los carcinógenos químicos o moléculas que se forman durante el proceso de asado o barbacoa, pueden causar cáncer. Sin embargo, estas sustancias también se forman al cocinar a la parrilla pescados o carnes blancas, pero no hay evidencia de que exista una correlación entre el consumo a largo plazo de pescado o aves y la aparición del cáncer intestinal.

La hipótesis de trabajo de Hausen es que la carne roja, sobre todo cuando no está muy hecha, tiene más posibilidades de tener agentes infecciosos que puedan ser oncógenos, porque en su interior cuando está poco hecha no se superan las temperaturas de 55-65 grados centígrados y determinados virus bovinos resisten estas temperaturas, tal como sucede con los virus del papiloma. Algo que se soluciona comiendo carnes muy hechas, en estofados y ragouts que requieren de cocciones largas.

La moderación y una dieta variada son el mejor antídoto para muchas enfermedades. Sin olvidar que para la salud intestinal es muy conveniente el consumo de yogures así como de frutas, verduras y legumbres por su alto contenido en fibra.

Le recomendamos

zumo naranja
1. Escogiendo el mejor zumo: el 100% exprimido, el first class de los zumos 2. El calcio del yogur y su efecto antiobesidad 3. Dieta para una piel sana e hidratada. Los alimentos que mejor le sientan a su piel 4. Caminar 30 minutos al día, una rutina económica y muy terapeútica 5. Dieta Mediterránea en España: ¿seguimos fieles a la dieta mediterránea? 6. "No coma nada que su bisabuela no reconociera como comida"

Más salud

1. Acidos grasos omega 3, que son y para que sirven 2. El ajo, una buena medicina para muchos problemas de salud 3. El color es la manera más rápida y fácil de reconocer si un vegetal es rico en antioxidantes. 4. ¿Le falla la memoria? Puede que esté bajo de ácido fólico 5. Pescados azules, ácidos grasos omega 3 y salud 6. ¿Qué cantidad de proteínas hay que consumir en la dieta y cómo hay que combinarlas? 7. Dietas milagro, un mal negocio para la salud 8. Las conservas de calidad mantienen intactas las propiedades nutricionales de los alimentos 9. ¿Conviene terminar la comida con una pieza de fruta? 10. Valor Nutricional del Yogur: Calcio y vitamina B12 11. Hidratos buenos, de absorción lenta y con índice glucémico bajo

Favoritos

1. Berenjenas, bajas en calorías y muy presentes en las recetas del mediterráneo. Estos son sus trucos para cocinarlas 2. Historia del vinagre. De conservante natural a aromatizante. 3. Espárragos blancos cocidos con salsa vinagreta de pimientos y huevo duro 4. Curry de verduras al wok con salsa de yogur a la menta 5. Salmón en costra de nueces con chutney de mango y emulsión de cilantro 6. Receta de escalivada 7. El atún de almadraba, un arte de pesca amenazado 8. Los beneficios de la patata nueva versus patata de conservación: más nutrientes y más sabor 9. Piñones, espíritu mediterráneo, su gastronomía y algunas recetas 10. Receta de pollo al chilindron

+ Contenido