Utilizamos "cookies" de terceros para análisis de tráfico, publicidad y redes sociales Más información y cambio de configuración
Este acuerdo mejorará la salud de los españoles

Comeremos menos sal, azúcar y grasas saturadas y no nos daremos cuenta. Pero nuestra salud, sí.

En un plazo de tres años de 2017 a 2020, la industria alimentaria reducirá el contenido de azúcar, sal y grasas en un 10% y lo hará en más de 3500 alimentos y bebidas para favorecer la salud de los españoles.

Mdg, SaborMediterraneo.com

Las recomendaciones nutricionales indican que los productos procesados como galletas, patatas fritas y distintas clases de snacks, refrescos o comida procesada deben ser consumidos ocasionalmente.

A diferencia de otros países donde se legisla para prohibir o reducir el contenido de sal, grasas y azúcares de los alimentos procesados, en España el Ministerio de Sanidad ha optado porque la industria alimentaria se conciencie de que de ella depende una parte de la salud de los españoles.

La medida no es impuesta, es decir, Sanidad ha llegado a un acuerdo con más de 500 empresas que se han comprometido en reducir la sal, el azúcar y las grasas saturadas de los productos que comercializan.

sal500 empresas alimentarias se han comprometido a reducir la sal, el azúcar y las grasas saturadas de los productos que comercializan

Los productos incluidos en el plan aportan el 44,5 por ciento de la energía de la cesta total de la compra de la familia española. Pero los cambios también afectarán a los productos ofrecidos en los colegios, hospitales, bares, restaurantes, catering y «vending», es decir, las máquinas expendedoras de muchos lugares de trabajo.

En el caso de colegios y hospitales se aumentará la oferta de platos a base de hortalizas, carnes magras, platos cocinados a la plancha, fruta y habrá menos platos precocinados.

En los bares y restaurantes se reducirá el contenido de azúcar y sal de los sobres monodosis y habrá más desayunos con leche desnatada.

Por último, en el caso de las máquinas expendedoras se reducirá la dosis máxima de azúcar añadido presente en el café, té o chocolate caliente. Además, habrá una mayor oferta de agua y bebidas refrescantes sin azúcar añadido.

El plan no solo pretende mejorar la alimentación de los españoles sino también prevenir enfermedades crónicas como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Todas ellas con un enemigo común: la obesidad.

En España hay actualmente un 23 por ciento de obesos (7.500.000), según los últimos datos de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO). En la población adulta esta enfermedad está creciendo más lentamente pero en los niños se mantiene estable, en un preocupante 18 por ciento.

Reformulación de la comida preparada para evitar la modificación de sabores o la textura de los alimentos

Para ASEFAPRE ( Asociación Española de Fabricantes de Platos Preparados) este compromiso de reformulación llevará aparejada una importante labor de innovación en términos de identificación de nuevas materias primas e ingredientes, así como en la creación de nuevas formulaciones y procesos de elaboración con el fin de evitar la modificación de sabores o la textura de los alimentos, según palabras de su presidente Angel Matamoro.

La asociación se ha comprometido a reducir un 10% el contenido mediano de sal en productos como croquetas, empanadillas, canelones/lasañas, nuggets, anillas de calamar o derivados del surimi, y un 10% del contenido mediano de grasas saturadas en nuggets.

Cada hogar español consume una media de 14,2 kg/año per capita y la tendencia va a más. En el 2017 se incrementó un 5,2% con respecto a 2016 y en próximos años se espera incrementos constantes.

“La cesta de la compra es un reflejo de nuestra forma de vida, y el acelerado ritmo del día a día unido a la necesidad de mantener una alimentación equilibrada han propiciado la demanda de nuevos platos fáciles de cocinar y rápidos de preparar”, señaló el presidente de ASEFAPRE.

En 2018, el sector seguirá innovando para adaptarse a los nuevos hábitos de consumo que incluyen, no sólo el desarrollo de alimentos cada vez más equilibrados, sino la creación de nuevos formatos adaptados a los diferentes tamaños del hogar - monodosis, porcionables y familiares- y envases fabricados con nuevos materiales que permiten un correcto cocinado en horno y microondas.

Le puede interesar

Pizza, lasaña, fabada en el top de la comida preparada

Le recomendamos

coca-frutas

Coca de frutas escarchadas para San Juan

La mejor fruta, la que madura en el árbol y no con etileno

Aperitivos y cava, un maridaje que funciona

Los beneficios de la patata nueva versus patata de conservación: más nutrientes y más sabor

Más CocinaGastro

1. El salmorejo cordobés es una emulsión y el gazpacho una sopa fría 2. Tomate, de planta ornamental a estar en todas las salsas 3. Coca de tomate, cebolla y mozarella al orégano 4. Sin tiempo para la cocina: eche mano de una buena conserva y añada su toque personal 5. Cocina a la plancha. Qué alimentos son los más idóneos y cómo hacerlo para conseguir el punto 6. Cómo preparar y hacer escabeche: una técnica que alarga la vida de los alimentos y da finura a los platos7. El auge de la cerveza artesana como producto gastronómico8. Horchata, bebida del verano, nutritiva y deliciosa

Favoritos

1. Curry de vegetales con salsa de yogur 2. Gastronomía griega, entre oriente y occidente 3. ¿En qué consiste "una alimentación equilibrada"? 4. Receta de escalivada de verduras a la parrilla5. Receta Vichyssoise 6. Pulpo a la tunecina 7. Receta de palometa en salsa8. El yogur ayuda a mantener un peso saludable. El calcio en lácteos tiene un efecto antiobesidad9. Sardinas, un sencillo y nutritivo manjar 10. Cerezas, pequeñas delicias que combaten el insomio

+ Contenido