Utilizamos "cookies" de terceros para análisis de tráfico, publicidad y redes sociales Más información y cambio de configuración
El 70% de la patata nueva se exporta, mientras importamos patata de Francia conservada artificialmente

Los beneficios de la patata nueva versus patata de conservación: más nutrientes y más sabor

España puede a veces ser un país de contradicciones. Mientras compramos patata de conservación que se mantiene artificialmente durante hasta 9 meses a baja temperatura a Francia, el extranjero nos reclama nuestra patata nueva de temporada, un producto muy valorado por el mercado internacional por sus bondades gastronómicas y nutricionales.

María Val, SaborMediterraneo.com. Abril de 2014

Los productores han llamado la atención sobre la necesidad de concienciar a la población sobre las bondades de la patata nueva frente a la patata de conservación, que se importa mayoritariamente de Francia y cuyas propiedades gastronómicas y culinarias son inferiores.

La patata nueva tiene mejores propiedades culinarias, gastronómicas y de salud

Mientras que la patata nueva se recoge y se comercializa durante la temporada, la patata de conservación se mantiene artificialmente durante hasta 9 meses a baja temperatura, perdiendo muchas de sus propiedades.

España es una gran exportadora de patata nueva o de temporada, pero es asimismo una de las principales importadoras de patata de conservación, procedente, en su mayor parte, del mercado francés, y caracterizada por su mantenimiento, durante largos periodos de tiempo (hasta 9 meses), a temperaturas bajas (hasta 4 grados), lo que tiene una influencia directa sobre las propiedades del producto y del sabor.

A menos de 10 grados, el almidón de la patata se transforma en azúcar

Esto tiene un efecto directo sobre las propiedades del producto y el sabor: a menos de 10 grados, el almidón de la patata se transforma en azúcar. Ello provoca que, al freírse, el producto se queme, y que al cocerse tenga un sabor excesivamente dulce.

“Se está dando una ridícula paradoja –sostiene Javier Boceta, portavoz de Asociafruit, que aglutina al 80% de las empresas productoras y comercializadoras de patata en Andalucía, - que nuestra patata nueva tiene una alta consideración en el mercado exterior, donde se asocia a un producto de gran calidad, pero en el mercado interno tenemos una penetración muy baja, en beneficio de la patata de conservación, con unas propiedades gastronómicas, nutritivas y de sabor muy bajas en comparación”.

La piel brillante de la patata lavada hace que el consumidor lo asocie a patata nueva. La auténtica patata nueva basta con rasparla para pelarla.

La diferencia entre la patata de conservación y la patata nueva es evidente, aunque parte de malentendidos y de cierta desinformación.

La piel brillante de la patata lavada hace que el consumidor lo asocie a patata nueva. Nada más lejos de la realidad. Tal como se aprecia en la fotografía la patata nueva tiene una piel ultra fina, que basta con rasparla, para pelarla. Y por supuesto, lleva algo de arena.

El 70% de la patata nueva española, se exporta

Los productores han insistido en la necesidad de poner en valor el producto nacional, insistiendo en el hecho de que se trata de un producto muy valorado por el mercado internacional (de hecho, el 70% de la patata española se exporta), pero que tiene escasa penetración en el mercado nacional, en beneficio de la patata importada de conservación, más barata pero de menor calidad.

Se da la circunstancia, por las condiciones del clima español, que nuestro país tiene capacidad para producir patata nueva durante todo el año, lo que favorece la posibilidad de consumir patata fresca sin necesidad de recurrir a la patata de conservación. A pesar de ello, el 30% del consumo se importa de países como Francia, lo que ha repercutido sobre la superficie de cultivo de patata nueva y sobre el volumen de empleo.

Para llamar la atención sobre esta situación la asociación Asociafruit destaca que la caída de la superficie de cultivo en los últimos 10 años ha sido de más de un 47%, pasando de 23.500 hectáreas a tan solo 10.800 hectáreas.

El problema afecta a toda la patata de España, ya que de 5.180,5 millones de toneladas y de 257.200 hectáreas de cultivo de patata registradas en 2002 a nivel nacional se pasó, en 2012, a 2.193,5 toneladas y 73.700 hectáreas de cultivo en 2012.

Le puede interesar

La mejor fruta, la que madura en el árbol y no con etileno

Le recomendamos

cardo

Cocinando cardo, una verdura muy apreciada en Aragón, Navarra y Soria

Almendras y miel : Historia y elaboración del turrón de Jijona, Alicante y Agramunt

El toque crujiente de los frutos secos en las recetas tradicionales y modernas mediterráneas

Aperitivos y cava, un maridaje que funciona

Más CocinaGastro

1. Cocidos y potajes a lo largo y ancho de España 2. Otoño y platos de caza : en casi todos los supermercados hay piezas envasadas al vacio, ¿Quieres saber como se preparan? 3. Duratón, el único Malbec español con 90 puntos Parker 4. Cocinando foie gras: temperatura de cocción, una cuestión clave 5. Receta de bacalao a la vizcaína 6. Receta de perdices en escabeche7. Figuritas de Mazapan de Toledo, una tradición conventual de azúcar y almendra, desde la Edad Media hasta nuestros días8. ¿Puede un pescado tener “marca España”?

Favoritos

1. Cómo vestir y decorar la mesa en Navidad. Los 6 imprescindibles para triunfar 2. Asados gourmets casi listos para servir : una alternativa para la cocina de celebración 3. Una dieta rica en ácido fólico ayuda a preservar la memoria y la agilidad mental 4. Cómo limpiar y cocinar la sepia, calamares y demás parientes. Cocción sin medias tintas5. La cocina sagrada de las 5 confesiones principales 6. Ribera del Duero: grandes vinos y bodegas espectaculares 7. Diez pautas para comer cardio saludable8. Ideas para cócteles y combinados con fruta. Piña colada, Mai Tai, Peach Temptation, Vintage Martini9. En qué consiste una alimentación equilibrada10. Toledo restaurantes: 6 pistas en pleno casco histórico

Contenido relacionado